BLW ideas: Menú ejemplo de introducción alimentos

Sin duda, la petición por excelencia a raíz de nuestro curso gratuito de Baby Led Weaning es la de ejemplos prácticos sobre la introducción de alimentos. Y haciendo memoria en nuestros inicios, no niego que me sienta identificada con esas familias que están a punto de empezar, se han informado, han leído todo lo habido y por haber y sin embargo siguen sin tener una idea clara de por donde empezar… y es que el abanico es tan amplio que cuesta encontrar ejemplos claros, es verdad.

El motivo principal por el que no existen demasiados modelos de introducción de alimentos es precisamente ese: el gran surtido de posibilidades. Y es que se trata simplemente de evitar los alimentos no recomendados para menores de 1 año. A partir de ahí, todo vale y cualquier menú de los millones que podemos imaginar será válido de igual manera.

Pero como sé por experiencia que aún teniendo claro el concepto cualquier ejemplo práctico puede ayudar a ordenar y aclarar las ideas, hoy me mojo y os traigo lo que podría ser uno entre la gran variedad de procesos de introducción de alimentos posibles.

Me parece importante, imprescindible, recalcar que sólo se trata de UN EJEMPLO, no es una guía de introducción pautada que se deba seguir por motivos nutricionales, es simplemente lo que yo he pensado para este caso, intentando un equilibrio en cuanto a los grupos alimenticios. Si hiciera el mismo ejercicio en unos años, puede que el orden estuviera completamente al revés, o puede que sustituyera cada uno de esos alimentos que hoy he puesto por otros que nada tuvieran que ver y seguiría siendo correcto (según las recomendaciones oficiales en la actualidad).

Dicho esto, algunas aclaraciones acerca de los menús que he elaborado:

  • He inventado un proceso de introducción de los 4 primeros meses (redondeando a 30 días cada mes).
  • Los 3 primeros meses sólo he puesto una comida al día, puesto que muchas veces por razones de horarios del bebé y la familia es así como sucede. Sin embargo puede que antes de esos 3 meses el niño tenga ocasión de comer en más ocasiones al día, si esto sucede simplemente basta con combinar los alimentos ya introducidos.
  • En el mes 4 he tratado de elaborar un menú más completo con desayuno, comida y cena, eso no significa que a los 4 meses el niño deba comer más a menudo, ese aumento de ocasiones puede darse antes o después.
  • Según la SEICAP, una alergia no suele aparecer en el primer contacto, puede hacerlo al segundo, al tercero o al cabo de muchas ocasiones, por lo que lo recomendable sería como mínimo haber ofrecido dos o tres ocasiones un alimento para darlo por introducido.
  • En el menú he tenido en cuenta la introducción en 3 días para descartar alergias en cada alimento incorporado. Como verás, pueden ser seguidos o no, pero como no se recomienda ofrecer un nuevo alimento hasta que el anterior haya sido introducido, suele hacerse así (sobretodo al principio) con el fin de ampliar la lista de alimentos disponibles pronto y así poder ofrecer platos más elaborados.
  • En los 4 meses se han introducido en total 35 alimentos, incluyendo verduras, frutas, cereales, legumbres, carnes, pescados y especias, entre otros.
  • He marcado en lila el alimento que se está incorporando en cada caso para tener claro el proceso.
  • Conforme aumentan los alimentos introducidos, aparecen algunas recetas sin detallar lo que lleva concretamente, entendiendo que se elabora a partir de alimentos siempre ya introducidos. En el caso de que la receta tenga alimentos no introducidos, suelen ser secundarios y prescindibles para esas primeras ocasiones. Algunas de esas recetas puedes encontrarlas en la sección de nuestro blog foto-recetas.
  • El menú elaborado es el caso «ideal» de que el pequeño coma todos los días y sin aparición de alergias. Pero la realidad puede ser menos continuada y pueden haber días intermedios en que no coma alimentación sólida. No pasa nada si es así.
  • No olvides que durante esos primeros meses la lactancia (materna o artificial) debe continuar como hasta el momento, siendo prioritaria sobre la alimentación complementaria. Recuerda también que a la hora de comer el niño no debe tener hambre ni sueño.
  • He intentado que haya un equilibrio a nivel diario y semanal, pero repito que NO SOY NUTRICIONISTA, por lo que no se debe tomar el ejemplo como el ideal a nivel nutricional.

Sin más que añadir, deseo de corazón que este menú sea útil y te ayude en la organización de esta nueva y divertida etapa que comenzáis. Si tienes algo que añadir, alguna sugerencia o alguna duda que aclarar, como siempre, estaré encantada de comentarlo  🙂

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

35 Alimentos no lácteos ricos en calcio

En casa tomamos lácteos. Sabemos sin embargo del extenso debate que en torno a estos alimentos se genera, sobre todo en cuanto a beber leche, algo tan común y tradicional en nuestra sociedad. En cuanto a este tema, tratamos de informarnos y como no acabamos de posicionarnos de un lado u otro (ni ponemos en un altar a la leche ni la demonizamos como si veneno fuera), de momento nos mantenemos neutrales y sí, tomamos lácteos aunque tratamos de que no sea en exceso (básicamente por que cualquier cosa en exceso suele conllevar también contraindicaciones).

No hablaré de los pros y los contras de tomar lácteos, por que la red está llena ya de artículos relacionados con el tema y que seguro aportan mayor y mejor información que la que yo (sin ser nutricionista ni entendida en la materia) podría daros.

Lo que si es cierto, es que la mayoría de la población tenemos claro que la leche (y sus derivados) está directamente asociada a su alta aportación en calcio, y así es. Pero lo que muchos desconocemos (o ni nos paramos a pensar) es que la leche no es ni la única ni la mejor fuente de calcio, y que sin ir muy lejos, en nuestro mercado habitual podemos encontrar alimentos no solo con mayor aporte de calcio si no cuya composición favorece además su absorción.

Pues bien, hoy traigo esta infografía con una pequeña selección de alimentos no lácteos pero igualmente ricos en calcio, algunos tienen más que la leche, yogures o quesos y otros algo menos… sea como sea están en la lista por su considerable aportación de este mineral y siempre resulta interesante disponer de información que nos ayude a elaborar menús más equilibrados, ¿no es cierto?

Último dato 🙂 : Del mismo modo que los alimentos ricos en hierro, conviene combinarlos con Vitamina C ya que ello favorece en gran medida su absorción.

alimentos-ricos-en-calcio

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

El cerebro del niño y su valor en los primeros años

Cercanos o no, probablemente todos conozcamos en nuestro entorno casos de enfermedades mentales tales como la depresión o los trastornos de personalidad. Términos que aparecen con, lamentablemente, demasiada frecuencia  en nuestro día a día.  Ésta constante presencia es, entre otras cosas, lo que hace que este tipo de enfermedades sean consideradas como la mayor amenaza social de la actualidad pero, ¿Podemos hacer algo para arreglarlo?

La respuesta es sí. Resulta que todas estas enfermedades psicológicas tienen entre sus factores comunes, uno muy destacable: todas ellas apuntan directamente a las experiencias vividas en la primera infancia, período de grandes cambios y desarrollos en el cerebro, cuyo proceso en formación lo hace susceptible de todo tipo de influencias.

La formación del cerebro

Nuestro caminar erguido y nuestro gran cerebro son dos de las características que más nos diferencian de los animales, características que además influyen en gran medida en lo que respecta a nuestro desarrollo y llegada al mundo: nuestros partos son más dolorosos y peligrosos debido a la estrechez de nuestras caderas, lo que a su vez conlleva el hecho de que nuestro cerebro no pueda formarse completamente en el útero, ya que de hacerlo, el parto natural sería físicamente imposible.

Así pues, nuestra estrategia evolutiva hace que nazcamos inmaduros, de forma prematura, de manera que nuestro cerebro sigue en constante desarrollo aún fuera del vientre materno. De hecho, el cerebro evoluciona y experimenta cambios a lo largo de toda nuestra vida, aunque es en la infancia cuando más modificaciones presenta.

Y dentro de ese importante período que es la infancia, es justo en el inicio (de 0 a 3 años) cuando el cerebro teje nuestras redes internas y realiza conexiones a la mayor velocidad que jamás alcanzará, llegando a doblar su tamaño. En esa primera etapa se desarrollan pues, importantísimos sistemas del cerebro, especialmente los relacionados con el campo emocional y, lejos de crearse de manera automática, estos sistemas y conexiones están condicionados por las experiencias que el bebé percibe de su entorno.

«En los dos primeros años de vida, aunque uno no conserva recuerdos explícitos, se producen recuerdos y asociaciones emocionales profundas en el sistema límbico y otras regiones del cerebro en donde se representan las emociones, y estos recuerdos emocionales pueden determinar el comportamiento de una persona para toda la vida»

Oliver Sacks

Así pues, en la primera infancia los peques aprenden a gestionar las emociones, su cerebro trabaja para lograr un equilibrio emocional y es por esto que resulta de una gran importancia el hecho de que se sientan queridos y protegidos, ya que es en ese momento crucial cuando su cerebro escogerá la vara de medir las emociones y que le acompañará por el resto de su vida.

La memoria del niño

Si piensas en los primeros recuerdos de tu infancia, es probable que tu memoria no comience hasta los 3 años de edad aproximadamente, pero ¿que ha pasado con todas las experiencias anteriores a esa fecha? ¿Alguna vez te has preguntado por que eres incapaz de recordar tus primeros años?

La respuesta nos lleva de nuevo al estado de desarrollo en que se encontraba tu cerebro en esa primera etapa: la mielinización del córtex cerebral, responsable de la memoria explícita y el razonamiento entre otras cosas, finaliza sobre los 2 o 3 años, esto explica por que resulta fisicamente imposible que un niño pueda almacenar recuerdos antes de esa fecha.

Pero, si el niño no va a recordar nada ¿que importancia tienen sus experiencias? Mucha, pues con lo que sí contamos desde el nacimiento es con la memoria implícita, que puede hacer modificar un comportamiento sin necesidad de estar relacionado con un recuerdo.

Un ejemplo muy clarificador: un niño se pone a llorar siempre que va a un centro médico y le atiende alguien con bata blanca aun sin haber comenzado siquiera la exploración… Si no recuerda que las anteriores veces le pincharon e hicieron daño ¿a que se debe su actitud? A la memoria implícita, que hace saltar un estado de alarma frente a las batas blancas. El niño no sabe ni recuerda exactamente el por qué, pero sí sabe que esa situación puede llevarle a una mala experiencia.

Como puedes imaginar, esto es algo sumamente importante en relación con sus vivencias, ya que aun sin recordarlas pueden suponer un cambio en su comportamiento por el resto de su vida y transformarse en fobias o miedos ante determinadas circunstancias.

La importancia del entorno y las experiencias

Es cierto que el cuidado de los peques no es una ciencia exacta y existen infinitos modelos de crianza puesto que cada familia, cada entorno y, sobretodo, cada niño es distinto.

Lo que debemos tener claro es que sea cual sea nuestro estilo de crianza, lo más conveniente en cuanto al favorecimiento del desarrollo cerebral se refiere es evitar, en la medida de lo posible, situaciones protagonizadas por el estrés de forma continuada.

Para ello conviene relativizar, ponernos en el lugar de nuestros bebes para comprender las situaciones que les llevan a tal ansiedad y que frecuentemente tendemos a infravalorar. Por ejemplo, cuando dejamos a un niño en su cuna y salimos de la habitación, nosotros sabemos que está seguro y que si en un momento dado necesita de nuestra atención o cuidados estaremos con él enseguida. Pero esto él no lo sabe. A él le va la vida en ello, no sabe si su cuidador está cerca o lejos, si volverá o definitivamente le ha abandonado, él no sabe si sobrevivirá.

Como adultos (generalmente) hemos aprendido a gestionar el estrés, sabemos como manejar ese tipo de situaciones y qué hacer para calmarnos, sin embargo un bebé no sabe deshacerse de ese exceso de cortisol, desconoce como hacerlo y es por esto la importancia de nuestro acompañamiento.

Puede que sea éticamente cuestionable dejarlos solos en esas circunstancias, pero es que además, resulta que una exposición continuada a través de las semanas o los meses a este tipo de experiencias puede tener efectos muy perjudiciales para su cerebro, entre los que se cuentan el déficit de atención y los problemas de memoria, términos que seguramente reconocerás como comunes en cuanto a la actualidad de nuestros pequeños estudiantes.

Un claro ejemplo es el conocido y cuestionado método Estivill, del que no pretendo hablar dado lo mucho que hay ya escrito respecto a las consecuencias de su aplicación, pero sí te recomiendo, como ampliación, la visualización del video (que dejo en el apartado de links de interés, más abajo) en que Rosa Jové, psicóloga y autora de Dormir sin lágrimas, entre otros libros de crianza, habla sobre el tema con una claridad extraordinaria.

Podría extenderme demasiado (probablemente ya lo he hecho), puesto que este es un tema profundo y de gran complejidad así que trataré de ir finalizando… Pero no puedo hacerlo sin hablarte una vez más de la increíble influencia que podemos llegar a tener sobre la vida de nuestros niños. Influencia tal que puede conducirlos a convertirse en personas optimistas o pesimistas según el tipo de experiencias que predominen en su infancia ya que, como hablábamos antes, su cerebro está en continuo desarrollo y las redes que se tejerán irán tomando una u otra forma en base a si pasa la mayor tiempo de esa etapa en estado de tristeza o felicidad.

Para que te hagas una idea de la importancia de esas redes y la velocidad a la que se forman en el cerebro del niño, aquí tienes una imagen resumen de las conexiones neuronales que el cerebro muestra según la etapa en la que se encuentra. Como ves, la cantidad de asociaciones asciende exponencialmente en esa etapa hasta tejer una red extremadamente compleja. Conviene tener en cuenta que, aunque el conjunto seguirá evolucionando durante el resto de su vida, algunas de esas primeras conexiones no se romperán jamás. De ahí la gran trascendencia de esas primeras vivencias.

cerebro del niño conexiones neuronales

Y dado que las experiencias infantiles vienen determinadas en gran parte por los actos de los adultos que los rodean, resulta un gesto de gran responsabilidad ser conscientes de las posibles consecuencias de nuestra actitud. Solo el conocimiento nos da el poder de tomar decisiones responsables y no hay mayor compromiso que el cuidado de los niños del mundo, los hombres y mujeres del futuro, ¿no te parece?

Links y libros de interés

VIDEO: Rosa Jové resume su libro «Dormir sin lágrimas»

VIDEO: Redes: El cerebro del bebé

LIBRO: Why Love Matters: How Affection Shapes a Baby’s Brain

LIBRO: El cerebro del niño

LIBRO: El cerebro del niño explicado a los padres

LIBRO: Dormir sin lágrimas

LIBRO: Ni rabietas ni conflictos

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

BLW: 5 consejos para ceder el control a tu hij@

No faltan por la red artículos, consejos y recomendaciones orientados a conseguir que los peques coman lo que se supone que deben comer, lo que dice el pediatra o lo que esperan las abuelas y los papis.

Estoy segura de que la mayoría de personas que acuden a dichos consejos buscan solución a sus preocupaciones en cuanto a la alimentación de sus hij@s, sin embargo podemos enfocarlo de manera distinta: tal vez deberíamos despreocuparnos un poco más de cuanto comen o dejan de comer y dejar de intentar controlar y manipular su apetito. Además, esto es aplicable tanto si tu hij@ come papillas como si practica Baby Led Weaning, no solo eso sino que es aplicable durante toda la infancia.

Los siguientes consejos, por lo tanto, no da consejos para hacer que tu hij@ coma más o menos, sino que pretende conseguir, con pequeños y sencillos trucos, respetar a tu bebé sin frustraciones ni desesperación de por medio. Simplemente dejando fluir su naturaleza y dejándote llevar por quién más sabe acerca de las necesidades de tu bebé: tu bebé.

  • 1 – EVITA LAS EXPECTATIVAS: Tenerlas posiblemente te llevará a la frustración si, por el motivo que sea, tu bebé no coma tanto (o tan poco) como tu habías previsto. Recuerda que nadie mejor que tu hij@ sabe lo que necesita.
  • 2 – OFRÉCELE COMIDA SANA Y VARIADA: Evita la comida insana (aquí tienes una lista muestra de lo que Julio Basulto considera alimentación no saludable) y ofrécele alimentos sanos y equilibrados a lo largo del día, mejor aún si son de distintos grupos alimenticios para dar lugar a una autorregulación real. También es una buena idea dejar a su alcance pequeños snacks variados para que pueda acceder a ellos de manera autónoma sin depender de un adulto que se los ofrezca continuamente. Sea como sea, lo más importante es respetar el qué, el cuando y el cuanto le apetece sabiendo que las alternativas son saludables, de ese modo apartamos nuestro temor a que siempre escoja «lo malo» (un donete, por ejemplo) y tenemos la certeza de que escoja lo que escoja, un plátano, un trozo de pan o un trozo de queso por ejemplo, serán opciones sanas. Del equilibrio ya se encargará él 😉
  • 3 – ADECÚA LAS RACIONES: A veces la frustración viene porque siempre tenemos que tirar comida de su plato y el mensaje que nos llega es que no ha comido lo que debería, pero en realidad lo que debería comer no tiene por qué coincidir con lo que nosotros le hemos puesto. Si vemos que esta situación se repite habitualmente, lo mejor será llenar menos su plato y así sucesivamente hasta adecuar la ración a su verdadera necesidad. En cualquier caso, si nos fuera demasiado poco, siempre habrá tiempo de repetir cuando pida más. Es una simple cuestión psicológica: si tiramos comida del plato nos parece que «no ha comido nada» y si tenemos que echarle más el mensaje que nos llega es que está comiendo bastante, a pesar de que probablemente en ambos casos esté comiendo la misma cantidad y la única variable sea quién le ha servido el plato.
  • 4 – NO LE COMPARES: El mundo de la crianza está repleta de comparaciones innecesarias y contraproducentes que no llevan a nada. Tampoco son convenientes en cuanto a la alimentación. Lo que necesita un bebé nutricionalmente hablando puede distar mucho de lo que necesita otro… ¡incluso cuando son gemelos! Así que lo mejor es confiar en ellos y dejar las comparaciones a un lado.
  • 5 – IMAGINA QUE ES UN INVITADO: Personalmente, encuentro super efectiva (no sólo en el campo de la alimentación sino en el de la crianza en general) la técnica de imaginar que tu peque es un adulto y tratarlo del mismo modo que lo haríamos si así fuera. Si no castigarías a tu marido, no le castigues a él. Si no obligarías a un invitado a acabarse la comida antes de levantarse de la mesa, ¿por qué sí hacerlo con los niños? No debemos olvidar que, aunque pequeñas, son igualmente personas y merecen el mismo respeto.

A continuación te dejo una infografía resumen para que puedas recordar siempre que quieras y de un simple vistazo estas 5 sencillas técnicas para ceder el control a tu hijo a la hora de comer sin perder la cordura en el camino 😉

TIPS BLW CONTROL

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Baby Led Weaning: Lecturas recomendadas

A partir de los 6 meses se recomienda comenzar con la alimentación complementaria y a veces esto conlleva el inicio de pequeñas (o grandes) batallas en casa. La mayoría de veces, batallas consecuencia de la presión social que nos dice cuanto, como y cuando debe comer nuestro bebé y que nos lleva a preocupaciones si el peque no cumple nuestras expectativas a la hora de la comida (o las del pediatra o las del entorno…).

Explicado muy (muy) por encima, el BLW (Baby Led Weaning) es una forma de alimentación en que se cede el control a los niños sobre qué, cómo y cuánto comer, por supuesto siempre en un marco de seguridad. Se trata de ofrecer alimentos sólidos, sin pasar por papillas, y confiar en la autoregulación del bebé que sabe lo que necesita en cada momento.

Si no conoces el método, puedes ver un pequeño resumen en el artículo anterior: BABY LED WEANING: LOS PUNTOS CLAVE. Si ya lo conoces y lo que buscas es profundizar en el tema para decidir si es lo que buscas para tu bebé, hoy te hablaré de las 3 lecturas más relacionadas y comunes de quienes practican este tipo de alimentación.

el niño ya come solo

Es lo que podría llamarse la guía básica, la explicación completa del método. Resuelve dudas acerca de los requisitos a cumplir antes de comenzar con seguridad, el orden de introducción de alimentos, la forma de presentarlos y otras recomendaciones relacionadas.

Bajo mi punto de vista es un libro correcto e imprescindible si no conoces ni has leído nada sobre BLW (o has mirado muy por encima). Si como yo, eres de l@s que das vueltas y vueltas por la red cuando descubres algo interesante, buscando profundizar y encontrar cualquier información que pueda servirte y completar el conocimiento (blogs, videos, foros y grupos de facebook) es posible que este libro no te aporte mucho más de lo que ya sabes. No obstante, yo me lo leí antes de comenzar y aunque ya conocía y tenía claro casi todo lo que iba leyendo, nunca está de más y de todas formas siempre hay algo que aprender.

LA AUTORA

Gill Rapley, asesora de parto y lactancia trabajó como visitador médico durante 20 años. Su experiencia e inquietudes como madre de 3 hij@s le llevo a realizar un estudio que formó parte de uno de sus Masters e inició la tendencia actual para el destete guiada por el bebé, lo que conocemos como Baby Led Weaning.

DONDE CONSEGUIRLO

Creo estar casi segura de que este libro no se encuentra en versión digital o por lo menos yo no fui capaz de encontrarlo en su momento, así que lo compré. Otra buena opción es consultar en tu biblioteca si lo tienen disponible y pedirlo prestado (o reservarlo si hay cola), pero yo soy un poco impaciente y no quería esperar más jeje

Puedes ver la sinopsis y detalle en: http://www.maminatura.com/es/libros/95-el-nino-ya-come-solo.html

mi niño no me come

No es un libro centrado exactamente en BLW si no que es genérico en cuanto a la alimentación infantil y ofrece su punto de vista como pediatra y padre de 3 hij@s. 

Lo que aporta al lector, en mi opinión, es un enfoque distinto a la hora de dar de comer a los peques de la casa. Son muchos casos en los que acudimos al pediatra con temor a la dichosa «curva de percentil», ya que tanto en el sector sanitario como en la sociedad general se le da suma importancia al peso de los bebes, a lo que comen o dejan de comer.

Es como si quisiéramos tener un control y sabiduría absoluta sobre lo que todos los niños necesitan en cada momento de su vida, obviando que cada uno es un individuo distinto y único. La lectura anima a no dejarse llevar por los alarmismos que nos rodean, a centrarnos más en ver el estado real y anímico de nuestro bebé y a respetar su apetito.

Con su contenido sencillo y lleno de ejemplos médicos y familiares, este libro está muy relacionado con el método por su naturalidad y por que además, bajo mi punto de vista, ofrece tranquilidad y sentido común de la mano de un experto.

EL AUTOR

Carlos González es un reconocido pediatra formado en Sant Joan de Déu, hospital especializado en medicina de infancia. Ha escrito varios y exitosos libros sobre crianza, alimentación y salud infantil y es responsable del consultorio sobre lactancia materna de la revista «Ser padres».

Fundador y presidente de la Asociación Catalana Pro Lactancia Materna, miembro del Consejo de Asesores de Salud de La Leche League International y asesor de la Iniciativa Hospital Amigo de los Niños (UNICEF)

DONDE CONSEGUIRLO

Probablemente puedes encontrarlo en tu biblioteca habitual, también está disponible en versión digital, pero dado que puede ser un recurso al que acudir de tanto en tanto a resolver consultas o hacer memoria de temas concretos, recomiendo tenerlo físicamente por su facilidad de acceso aprovechando que además tiene un precio bastante asequible.

Puedes ver la sinopsis y detalle en: http://www.maminatura.com/es/libros/91-mi-nino-no-me-come.html

se me hace bola

Se centra en la alimentación y nutrición infantil, sin embargo, bajo la premisa de que el primer paso cómo padres es dar menos consejos y más ejemplo, en el camino encontramos muchas recomendaciones que conciernen a los hábitos del conjunto familiar.

Lo que más llama la atención de Julio, para mi, es que a pesar de ser nutricionista, lejos de hablarnos de aportaciones calóricas y necesidades nutricionales lo que pretende es liberar la carga que muchos padres tenemos en cuanto a la alimentación de nuestros hijos. Según el autor, en una sociedad en que apenas existe la desnutrición y por el contrario si una tasa muy elevada de sobrepeso infantil, nuestro objetivo debería encaminarse a tratar de no ofrecer alimentos insanos y dejar que decidan lo que quieren y cuanto quieren del gran abanico de alimentos saludables que sí debemos poner a su alcance. Pura lógica, bajo mi punto de vista.

Julio Basulto como profesional y padre de 3 hij@s, igual que Carlos González, habla sin tapujos, de forma clara y con mucho sentido común, por lo que SE ME HACE BOLA resulta otro de los libros indispensables para profundizar en este enfoque sobre la alimentación infantil, que lleva a respetar a los peques de la casa y por lo tanto se relaciona perfectamente con la aplicación de BLW.

EL AUTOR

Julio Basulto es un conocido dietista y nutricionista, docente de varias instituciones y colaborador habitual de diversos medios. Es coautor y autor de varios libros relacionados con la alimentación tanto adulta como infantil.

Con una intensa actividad como ponente y muy presente en redes sociales, el rigor científico y la gran capacidad divulgativa y comunicativa son las cualidades que mejor definen a este apasionado de la salud y el bienestar cuyo objetivo es contribuir a la concienciación de la población sobre la importancia de mejorar nuestros hábitos, con una alimentación equilibrada y la práctica de ejercicio físico como pilares.

DONDE CONSEGUIRLO

Igual que MI NIÑO NO ME COME, probablemente puedes encontrarlo en tu biblioteca habitual, también está disponible en versión digital, pero dado que puede ser un recurso al que acudir de tanto en tanto a resolver consultas o hacer memoria de temas concretos, recomiendo tenerlo físicamente por su facilidad de acceso aprovechando que además tiene un precio bastante asequible.

Puedes ver la sinopsis y detalle en: http://www.maminatura.com/es/libros/97-se-me-hace-bola.html

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Alimentos ricos en hierro

Una de las cosas que más suele preocupar acerca de la alimentación complementaria de los peques es el tema relacionado con el hierro. Esto es porque a partir de los 6 meses, la reserva de hierro que el bebé tiene desde su nacimiento comienza a agotarse, sin embargo no debes alarmarte por este dato ya que es aproximado y evidentemente dicha reserva no se agotará de un día para otro.

Así pues, a partir de los 6 meses lo recomendado es priorizar la introducción de alimentos ricos en hierro para evitar niveles bajos que podrían conducir a una anemia. No obstante recuerda que lo recomendable desde los seis meses hasta cumplir el primer año cómo mínimo, es continuar con lactancia materna o artificial a demanda, dándole a ésta prioridad sobre la alimentación complementaria.

Hoy traigo una infografía con los alimentos más comunes de nuestra cocina que más hierro contienen con el objetivo de facilitarte la consulta siempre que lo necesites… espero que te sea de ayuda 🙂

INFOGRAFIA HIERRO

Navidad, dulce y sana Navidad…

Uno, dos y tres…¡Piensa en Navidad! Que es lo que has visualizado? Probablemente luces de colores, regalos, familia y comida…mucha comida, no es cierto?

La Navidad se acerca y en pocas semanas nuestras mesas se llenarán de ricos manjares y más de un exceso: Buenos aperitivos, grandes entrantes y después de llenar la tripa hasta no poder más sacamos los turrones, mazapanes, polvorones y bombones. A veces la Navidad puede sonar un poco a empacho, verdad?

Que tal si este año buscamos alternativas saludables sin perder ni un ápice del espíritu navideño? Hoy te traigo 10 ideas de platos con frutas y verduras para sorprender a tus invitados en estas fiestas que se acercan. Unas elegantes, otras divertidas pero todas la mar de originales.

Árboles navideños, muñecos de nieve, gorros de Papa Noel… suena a que además los peques de la casa estarán encantados de participar 🙂

¿Te apuntas a esta sana Navidad 2015?

El BLW favorece el habla

Voy a ser sincera: Hace unas semanas me indigné. Me cansé de los prejuicios y la subjetividad. En un grupo de facebook dedicado a la alimentación infantil leí acerca de una profesional logopeda que cuestionaba si uno de sus pacientes, que al parecer comía sólidos en lugar de papilla (concretamente lo que se conoce por Baby Led Weaning) podía tener problemas de pronunciación precisamente por esa causa.

Así de primeras, me pareció ya una afirmación extraña y sin sentido, pero yo no se nada de Boy eating big sandwichlogopedia así que antes de juzgar fui a investigar… ¡Cual fue mi sorpresa cuando buscando posibles problemas de pronunciación a causa de comer sólidos de forma temprana encontré precisamente lo contrario!

Resulta que justamente una de las primeras terapias que proponen a niños con dificultades logopedas es que coman bocadillos (de pan de barra, no de molde) y muchas veces resulta ser la solución.

No me hizo falta leer mucho más. Aquí es donde la indignación se hizo dueña de mí, porque me pareció un claro ejemplo de prejuicios y subjetividad. Vamos a pensar un poco, en números hipotéticos: pongamos que esta chica lleva 50 casos de niños con problemas logopédicos y sólo 1 de ellos ha comido sólidos desde los 6 meses (que ella sepa). ¿En que momento tiene sentido cuestionar la relación del problema con la forma de alimentación de ese bebé? ¡Pero si tiene 49 pacientes más que han tomado papillas y tienen el mismo problema!

A mí la relación de pacientes 49/1 me daría que pensar más a favor del blw que en contra, pero en fin… dicen que no hay más ciego que el que no quiere ver.

Pues yo vengo a defender que practicar baby led weaning favorece el habla y la pronunciación porque tras leer varios artículos al respecto todo apunta a que así es: la masticación es un ejercicio perfecto para desarrollar la musculatura de la boca y de la cara además de favorecer el control de la lengua, labios, dientes  y paladar.

Para hablar se necesita tener un tono muscular bucal con la fuerza, velocidad y precisión adecuados y esto se consigue tras años de entrenamiento inconsciente, que hacemos en el día a día: masticando, riendo o besando por ejemplo. Por ello, en lo que se refiere a logopedia cuanto antes comience a comer sólidos un bebé, mejor.

No quiero decir con esto que hacer BLW garantiza no tener problemas de pronunciación del mismo modo que comer papillas no implica que se vayan a tener. Pero si comer sólidos es una terapia en pro al tono muscular, el método favorece ese entrenamiento y por lo tanto practicarlo, desde ese punto de vista, es más una ventaja que un inconveniente y de cualquier modo, en ningún caso perjudicial.

Evidentemente, no debemos confundirnos y pensar que comer sólidos hará que tu hijo/a hable antes, cada niño/a sigue su proceso y existe un amplio abanico evolutivo, pero puedes añadir tranquilamente a la amplia lista de ventajas y beneficios de éste método el hecho de favorecer la adquisición del lenguaje y la pronunciación.

Porque imagino que a estas alturas ya sabes que comer haciendo blw es mucho más que alimentarse 🙂

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Alimentos a evitar durante el primer año

No hace falta que me extienda, lo que traigo es un resumen de los alimentos que conviene evitar durante el primer año, algo que interesa tener a mano y cuanto más visual mejor, ¿no?

Si tu bebé ya ha cumplido el año o está a punto de hacerlo, también puede interesarte la infografía de los alimentos a evitar entre 1 y 3 años.

Espero te sea de utilidad 🙂
blw-tips

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Baby Led Weaning: Los puntos clave

Lo confieso: Soy una fiel defensora del Baby Led Weaning (BLW)! Ya antes de plantearme si quiera ser madre, ya antes de conocer su existencia lo era sin saberlo. Y es que como alguien que desde el minuto 1 de vida ha sido «mal comedora» que soy, no podría ser de otro modo.

Aunque en casa nunca fueron muy participes de obligarme, fuera de casa era otro cantar: si iba a casa de familiares siempre era el centro de atención a la hora de la comida y siempre para mal por que no comía lo que había, por que no comía nada o por que tenían que prepararme una comida a parte. Del colegio mejor ni hablar… siempre castigada por no acabar el plato. Incluso en mis primeros años tengo vagos recuerdos de estar atada a una silla mientras una profesora intentaba alimentarme en contra de mi voluntad.

Toda mi experiencia ha hecho que siempre odiara la visión de un niño al que están obligando a comer, no me parece nada lógico tratar a los pequeños de esa manera. Siempre he defendido que tengan derecho a que algo no les guste…

Y ¡Chas! Apareció ante mi el método perfecto para aplicar con nuestra hija: En casa practicamos BLW desde que Noa tenía 6 meses y por el momento (ahora cumple un año) no podemos estar más contentos y orgullosos 🙂

Para quienes no conocéis el método se trata básicamente de respetar el apetito del bebé, sus gustos y tratar de darle independencia a la hora de comer. Otro detalle muy importante: Confiar en su instinto.

Además el método introduce la alimentación complementaria directamente en forma de sólidos y no en papillas aunque también hay quién práctica el BLW mixto (sólidos y papillas). Sea como sea, y aunque lo que llaman «puro BLW» es con trozos, para mi lo más importante e interesante de hacer Baby Led Weaning son los puntos comentados en el párrafo anterior y no concretamente si le das trozos, machacado o papillas.

A continuación voy a tratar de resumir un poco el método basándome en toda la información que he ido obteniendo en estos meses y complementarlo con mi experiencia. Si te interesa conocer más a fondo el método, te invito a que conozcas nuestro curso online «Baby Led Weaning». 

BABY LED WEANING – TEN EN CUENTA:

CUANDO COMENZAR

Se recomienda la lactancia materna o con leche de fórmula exclusiva hasta mínimo Woman with a question mark above her headlos 6 meses, a partir de ahí puede comenzarse a ofrecer la alimentación complementaria siempre que el bebé cumpla los requisitos: 

1. Se mantenga sentado correctamente. 

2. Haya perdido el reflejo de extrusión

Si a pesar de haber cumplido 6 meses no cumple los requisitos, habrá que esperar para poder comenzar con seguridad. 

Una vez iniciado, lo ideal es ofrecerle comida siempre que la familia coma, piensa que cuantas más ocasiones tenga para practicar más avanzará con sus habilidades. Ten en cuenta sin embargo, que cuando lo/a sientes a comer no debe tener sueño ni hambre y debes evitar distracciones que puedan hacer que se desconcentre de esa tarea que sobretodo en estos primeros meses necesita de su total atención. 

 INTRODUCCIÓN DE ALIMENTOS

La introducción de los alimentos debe ser de forma gradual para poder detectar posibles alergias. Se recomienda dar por introducido un alimento cuando ha sido ingerido 3 días distintos, sin importar si son o no consecutivos. Otra medida de seguridad es no dar un alimento nuevo a partir de las 5 o 6 de la tarde (aproximadamente) ya que si la alergia aparece durante la noche, puede pasar desapercibida. 

En lineas generales se entiende que los bebés pueden comer prácticamente de todo, pero hay una serie de alimentos que conviene evitar por lo menos hasta el año. A continuación os dejo una imagen que define esto de modo sencillo y visual. En cuanto a los alimentos más alérgenos pero no prohibidos lo ideal es informarse de la manera adecuada de introducirlos. 

blw-tips

DIETA DIARIA

dietaequilibradaTrata de ofrecer una dieta equilibrada y pon alimentos sanos a su alcance tanto durante el día como en un mismo menú. Ofrécele a largo del día y confía en que comerá lo que necesite y cuánto necesite en cada momento.

Recuerda que los sólidos o papillas son alimentación complementaria. Esto significa que siempre debe ofrecerse la leche con anterioridad a la comida, ya sea lactancia materna o de fórmula. Esto se aplica como mínimo hasta el año.

Ten en cuenta que como tú, tiene sus propios gustos. Si no se come algo de lo que le pones, prueba a ofrecérselo otro día, puede que tras varios intentos descubras que realmente no le gusta o que simplemente ese día no le apetecía eso en concreto. 

CÓMO OFRECER LOS TROZOS

Palitos-zanahoria

Habitualmente se recomienda que los trozos que se le ofrezcan se corten en forma de palito siempre que sea posible. En cuanto al tamaño lo ideal es que sea más grande que su puño, de manera que lo pueda sostener por un lado y comer lo que sobresale.

Para los alimentos pequeños cómo puede ser el arroz, los guisantes y el maíz entre otros hará falta esperar a que adquiera la habilidad necesaria para hacer la pinza y poder cogerlos.

Hay comidas que se hacen algo más complicadas de ofrecer en forma de palito, bajo mi experiencia lo esencial es que sean trozos suficientemente grandes para que pueda gestionarlos y experimentar, mordisquearlos y si le gusta y apetece, por qué no, devorarlos 😉

SEGURIDAD: ARCADAS Y ATRAGANTAMIENTOS

cruz-roja

Este es uno de los temas que más preocupa a papis y mamis antes de comenzar con la alimentación complementaria y no sin razón. Pienso que la clave de iniciar el método con tranquilidad es empaparse de todo conocimiento y conocer las situaciones que pueden darse para saber como actuar.

La norma de seguridad número uno es: NUNCA DEJAR SOLO/A A UN NIÑO/A MIENTRAS COME.

Es necesario mencionar que, por muy desagradable que se nos haga ver a nuestros peques sufriendo arcadas no son signo de atragantamiento, más bien es un reflejo de defensa que los protegen de dicho peligro. Los niños/as tienen este reflejo en una parte muy adelantada de la lengua y con el tiempo se les va retrocediendo, por lo tanto, sobretodo durante los primeros intentos es común que sientan arcadas e incluso que hagan algún vómito. No hay que alarmarse, es lo normal y además los protege. 

Me parece de vital importancia diferenciar cuando un niño se está ahogando y cuando solo está solventando un atragantamiento. Un niño que tose o tiene arcadas no significa que se esté ahogando. Un niño que se ahoga no puede emitir sonidos, va palideciendo y probablemente trata de gesticular de manera nerviosa. Y cómo se debe actuar en cada caso?

  • ATRAGANTAMIENTO: No hacer nada, confiar en que lo resolverá. No dar golpes en la espalda. No intentar sacar la comida de la boca con nuestros dedos, esto es importante por que queriendo hacer un bien podemos provocar un ahogo de algo que no lo estaba siendo. En la medida de lo posible, mantener la calma para que no se asuste. 
  • AHOGAMIENTO: Recomiendo acudir a algún taller de primeros auxilios o en su defecto ver videos de cómo actuar en estos casos. Aquí dejo uno de los que yo me repaso de vez en cuando: https://www.youtube.com/watch?v=SrSuzb9uOZY

PRACTICIDADES

7982397636000_PE126861_S5-1024x10241Si come en una trona, durante los primeros meses resulta más práctico dejar la comida en la misma bandeja en lugar de en un plato que puede resultar ser volador. Ya habrá tiempo de introducir los cubiertos y vajillas cuando lo/a veas preparado/a. 

Si todavía no tienes trona, te recomiendo la más sencilla que puedas encontrar. Yo tengo una con silla reclinable, funda acolchada, variación de alturas y todo lo que quieras….. pero resulta que la trona más básica de ikea además de barata hace que la tarea de limpiar después de cada comida (sí, eso es lo peor del método, lo admito) sea mucho menos tediosa. 

Si no quieres sentirte mal por el probable desperdicio de comida que va a haber durante los primeros meses, una opción es poner un mantel debajo para poder devolverle los trozos que tira. Esto puede servir también para ayudar en la limpieza posterior pero si además tienes mascota, estará encantada de ayudarte, te lo aseguro. 

En la medida de lo posible, evita compartir mesa con quién no comparta el método sobre todo durante los primeros meses, puede llegar a disminuir tu confianza y la de tu bebé y llevarte a discusiones, remordimientos y dolores de cabeza innecesarios. 

NUNCA LE OBLIGUES A COMER 

42Este es un punto muy importante, aunque bajo mi punto de vista es algo que siempre debería aplicarse se siga el método que se siga. Bajo ningún concepto obligues, presiones ni sobornes a tu hijo/a para que coma, respeta y confía en su apetito.

La seguridad del método se basa también en que cuando un niño toca, explora y ve el alimento que posteriormente va a llevarse a la boca lo va a gestionar mucho mejor dado que conoce sus características, textura y tamaño. Si eres tú quién le mete la comida en la boca este principio de seguridad se pasa por alto. Si lo que se le da no son trozos si no papillas o algún tipo de alimento que necesite cuchara, se le puede acercar para que sea el/a niño/a quién de el último paso de decidir si se lo lleva a la boca o no. 

Tampoco emplees la comida cómo premio ni castigo. Si lo haces, por ejemplo le dices que si no se come la verdura no comerá helado, inconscientemente le estás mandando el mensaje de que el helado es lo bueno y por lo tanto es probable que cada vez tenga más ganas de helado y menos de verdura.

BLW ES MÁS QUE ENSEÑAR A COMER

Si_Quiere_Mejorar_la_Dieta_de_sus_Hijos_de_el_EjemploEl objetivo principal del Baby Led Weaning, evidentemente es que adquiera unos buenos hábitos alimenticios y enseñarle a disfrutar comiendo, pero todo lo que conlleva el método hace que además de lo anterior se refuercen habilidades como la motricidad y las capacidades sensoriales. 

Por todo ello, no hay que desesperar si durante los primeros meses no se llevan nada a la boca y simplemente se dedican a jugar y a experimentar, pues forma parte del proceso y además les resulta super beneficioso en todos los sentidos. 

Habrá niños/as que coman un montón desde el primer día y otros que tarden más en notarse los avances. Se trata de seguir el ritmo de cada uno/a. Al fin y al cabo, ese es uno de los fundamentos esenciales de esta forma de alimentación.   

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

El tabaco y los bebes

Siempre me he descrito cómo una persona poco extremista, me gusta el equilibrio y la flexibilidad. He de confesar, sin embargo, que al tratar un tema cómo el tabaquismo sale a relucir mi lado más radical. Por eso antes de continuar quiero aclarar que no es mi intención juzgar a las personas fumadoras si no poner a su alcance información sobre los riesgos en la convivencia con bebes, de manera que las decisiones tomadas, sea continuar fumando o intentar dejarlo, puedan tomarse de manera responsable y con total conocimiento.

No soy fumadora. Nunca lo he sido. Supongo que parte de mi radicalidad reside en la inexperiencia y la incomprensión del extraño placer que supone inhalar humo (junto a sus muchas sustancias tóxicas) para los fumadores.

Sí que comprendo por el contrario, la dificultad psíquica y física que conlleva dejar de fumar. Sea cómo sea, cada uno es libre de fumar o no y siempre que respete a su entorno, qué cada uno/a haga lo que le apetezca, al fin y al cabo cada cuál es dueño de su vida, no?

Repito: Cada cuál es dueño de su vida, no? Pues no. ¿Qué hay de la vida que crece dentro de una embarazada? ¿Qué hay de los primeros meses de vida de un bebé recién nacido? Ellos no deciden y sus vidas dependen de las decisiones de los adultos que les rodean, entre ellas fumar o no fumar… Y a estos bebés ¿Cómo les afecta?

FUMAR DURANTE EL EMBARAZO

De las primeras cosas que pregunta el médico a una recién embarazada es si es fumadora. En el caso de que así sea, va a recomendar que deje de hacerlo y ofrecerle ayuda para ello. Es evidente entonces que fumar es un peligro potencialmente grabe para el feto, pero exactamente a que se expone un bebé cuya madre no deja los cigarrillos?

Con cada cigarrillo el riego sanguíneo a través de la placenta disminuye durante unos 15 minutos, lo que aumenta el número de latidos fetales. El monóxido de carbono interfiere en el suministro de oxígeno al feto, que recibe un 40% menos del mismo, y la nicotina accede fácilmente a la placenta haciendo que los niveles de nicotina sean hasta un 15% superiores a los que experimenta el cuerpo de la madre. Esta combinación puede llevar consecuencias graves para el bebé (tanto antes cómo después de nacer), entre las que se encuentran:

  • Retraso del crecimiento fetal
  • Bajo peso al nacer (Cuanto más fuma la madre, mayor es la disminución)
  • Fallecimiento por desprendimiento de la placenta
  • Abortos espontáneos
  • Síndrome de la muerte súbita del lactante (SIDS)
  • Problemas de aprendizaje y comportamiento
  • Trastornos de hiperactividad y dificultades de concentración
  • Riesgo de obesidad
  • Tendencia a padecer alergias (Incluso afecta a varias generaciones)

Además, si la madre fuma más de un paquete diario, el riesgo de que el bebé se convierta en un futuro adicto al tabaco cuando sea mayor se duplica.

UN BUEN MOMENTO PARA DEJARLO

El centro oncológico de Heidelberg (Alemania) afirma que el 25% de los nacimientos de bebés fallecidos podrían evitarse si la embarazada dejara el tabaco antes de la semana 16 de gestación. Lo mismo ocurre con el 20% de casos de muerte súbita.

vida-tres-dejar-de-fumarFumar es un hábito complicado de dejar, no es facil se esté o no embarazada. Pero tal cómo indica la información anterior cuanto antes se abandone más se beneficia la salud del bebé.

Las ansias y la irritabilidad son muchas veces motivos por los que se decide posponer la decisión y así, excusa tras excusa nunca es el momento adecuado para llevar a cabo tal esfuerzo. Sin embargo, una mujer embarazada que conoce los peligros y la conveniencia de decir adiós al tabaco para su bebé probablemente tenga más motivaciones y por tanto más éxito en el intento: hay estudios que confirman que  aproximadamente un 40% de las mujeres fumadoras que intentan dejarlo durante el embarazo lo consiguen, esto es una tasa de éxito muy superior al de las no embarazadas que lo intentan.

FUMAR DURANTE LA LACTANCIA

En el caso de madres fumadoras es común pensar que no conviene practicar lactancia materna para no transmitir sustancias nocivas. Nada más lejos de la realidad.

Según diversos estudios, los hijos/as de madres fumadoras alimentados/as con lactancia artificial (leche de fórmula) tienen una mayor incidencia de enfermedades respiratorias agudas que los bebés cuyas madres fuman y sí practican la lactancia materna exclusiva.

Por lo tanto es preferible que una mujer fumadora alimente a su bebé mediante la lactancia materna en lugar de mediante artificial ya que al parecer la combinación del tabaco y la lactancia es menos dañina para el/la pequeño/a que la combinación del biberón más el hábito del tabaco.

COLECHO Y TABACO

La mayoría de personas tienen claro que los niños/as no deben ser expuestos al humo del tabaco ya que éste es principal causa de graves infecciones como son el asma, la neumonía, la bronquitis y la otitis media aguda (un 15% de los casos de asma en niños de entre 6 y 7 años es atribuido al tabaquismo paterno).

Pero los malos humos no sólo afectan de forma directa a los bebés si no que también lo hacen de forma indirecta: tendemos a pensar que saliendo al balcón a fumar, por ejemplo, estamos protegiendo al bebé pero si después lo cogemos en brazos le  estamos transmitiendo a través de la piel y las prendas sustancias nocivas que le afectan negativamente, es lo que se conoce cómo “humo de tercera mano”.

Ésto ocurre también cuando padres fumadores practican colecho, los bebés que duermen con padres fumadores presentan niveles de nicotina de hasta tres veces superiores a los que duermen en otra estancia, por tanto en ese caso no está recomendada su práctica ya que es un factor de riesgo estrechamente vinculado al síndrome de la muerte súbita del lactante.

ABANDONAR EL HÁBITO DE FUMAR

Cómo ya comentaba anteriormente, aún no siendo fumadora comprendo el esfuerzo que conlleva abandonar el tabaco. Comprendo la presión física y psicológica (sobre todo ésta) que implica.

Bajo el pretexto de que la ansiedad será más perjudicial para el bebé que el propio tabaco hay personas que descartan la idea desde el principio, pero hay muchos lugares y métodos dónde informarse y tratar de abandonar el tabaquismo si realmente se está motivado/a.

Nadie dice que será fácil, pero sí que valdrá la pena.