DIY: Fabricando una mesa de luz

Hay que reconocer que nuestros domingos tarde en pareja han cambiado bastante… antes ibamos al cine y ahora… ahora nos entusiasmamos haciendo manualidades para la peque. Y es que los Reyes Magos a ella le trajeron una mesa Latt de Ikea y a los papis el encargo de convertirla en una práctica y estimulante mesa de luz así que, papichulo en su faceta más manitas y mamichula cámara en mano, aprovechamos las últimas horas del fin de semana para ponernos manos a la obra y de paso, enseñarte el paso a paso por si puede serte de ayuda.

Como decía, la base de nuestra mesa de luz es la mesa LATT de Ikea, en la que sustituiremos el panel superior por uno de metacrilato blanco que puedes conseguir en tiendas o grandes almacenes de construcción. Para las luces del interior, hemos empleado también una serie led de Ikea (DIODER multicolor) pero puedes conseguirlas en muchos otros sitios también.

Antes de comenzar con el paso a paso, comentarte que nosotros ya teníamos montada la mesa, por lo que el tutorial comienza desmontando una parte. Si en tu caso vas a comprarla y convertirla en mesa de luz directamente, puedes montarla siguiendo las instrucciones que incluye y antes de finalizar poniendo el panel superior y cerrando la mesa, seguir nuestro DIY a partir del PASO 3.

Paso 1: Desmontamos uno de los laterales

Paso 2: Extraemos el panel superior

Tanto si has comenzado a montar tu mesa como si la estás desmontando como nosotros, debería quedarte como la imagen superior para comenzar lo que sería la mesa de luz.

Si te has fijado que en nuestra mesa hay dos barras en un lateral que tu mesa no tiene, no te preocupes, esto es algo que nosotros añadimos al montarla inicialmente para agregar un rollo de papel que sirva para dibujar y así tener una mesa de luz multifunción:

MESA DE LUZ + PAPEL

Paso 3: Marcamos y cortamos el metacrilato

Siguiendo como guía el panel superior incluido en la mesa LATT, marcamos la forma en nuestro panel de metacrilato.

Con ayuda de un cuter, unos alicates y algo que nos sirva como regla para torcernos, recortamos todo el panel. Esto puede hacerse también con una sierra circular de mano adecuada para el metacrilato, por ejemplo.

Paso 4: Montamos la parte inferior

 

Damos la vuelta a la mesa y aprovechando el panel de madera que incluye la mesa, lo instalamos como parte inferior en la que pondremos los leds.

Paso 5: Hacemos un hueco para pasar los cables

Colocamos la mesa de nuevo en su posición correcta y calculamos el espacio necesario para poder sacar los cables al exterior (en nuestro caso el mando y el enchufe).

Con ayuda de una caladora hacemos el hueco y comprobamos que los cables pasan correctamente.

Paso 6: Instalamos los leds

 

Nuestro pack incluye unas guías que instalamos inicialmente calculando el espacio para que estuvieran bien distribuidas.

Una vez puestas las guías, agregamos las tiras de leds y conectamos todos los cables. Además, agregamos una placa para dirigir los cables y evitar que se muevan.

Paso 7: Instalamos el panel superior y el mando

Esto ya estaba casi listo y parece que pulguita de la casa se lo olía… así que prestó su inestimable ayuda al papichulo para cerrar la mesa y empezar a experimentar cuanto antes.

Finalmente, utilizando cinta de doble cara instalamos en un lateral el mando para poder encender y apagar los leds, del mismo modo que cambiar de colores.

Paso 8: Que empiecen los experimentos

Palitos transparentes para mezclar cócteles, vasitos de plástico de colores (que podéis conseguir en Ikea), quinoa, letras de colores y bloques sensoriales es todo con lo que hemos experimentado hasta el momento, pero estamos seguros del potencial de esta mesa y de todo lo que tiene aún que aportarnos, sobretodo cuando la peque vaya creciendo. Aquí encontraréis varios materiales ideales para una mesa de luz.

Esperamos que éste paso a paso pueda servirte. Si te animas pero hay algo que no he explicado suficientemente bien o necesitas alguna aclaración, no dudes en comentar 🙂

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

 

 

Gelatina de colores: un juego sensorial

Hace unos días estuvimos jugando y trabajando los sentidos con la peque, esta vez a través de lo que podríamos bautizar al estilo moderno, por ejemplo como…¡SMASH JELLO! Vamos, lo que viene siendo estrujar, aplastar y exprimir hasta la última gota unas divertidas gelatinas de colores.

Con esta actividad pueden trabajarse todos los sentidos: la vista por sus formas y colores, elMOLDES gusto y el olfato si utilizas gelatinas de sabores, el tacto al espachurrarlas y el oído si escuchamos como suenan al chafarse o dejarlas caer.

Si prefieres evitar que la coma, por ejemplo por el exceso de azúcar, puedes hacerlas con gelatina neutra y colorantes alimentarios, de esa manera, aunque no centremos la atención en los sabores, si llegara a llevárselo a la boca no habría mayor problema.

En nuestro caso hicimos mezcla de sabores y neutra de colores para experimentar con todos los sentidos, pero he de decir que a Noa no se le ocurrió en ningún momento probarla, así que por esta vez dejó de lado el sentido del gusto y se centró en lo que realmente es experta… ¡el guarreo! jejeje

LO QUE UTILIZAMOS

  • Moldes para hielo en forma de esfera
  • Platos y bols de distintos tamaños
  • Preparado para hacer gelatinas de sabor (limón y fresa)
  • Hojas de gelatina neutra
  • Colorantes de repostería
  • Una jeringuilla para rellenar los moldes esféricos
  • Una bandeja para presentarlas

CÓMO LAS PREPARAMOS

La gelatina de sabores no tiene misterio, simplemente debes prepararla como indica las instrucciones del paquete y posteriormente repartirlo en los moldes que quieras emplear.

En cuanto a la gelatina neutra en hojas, en nuestro caso eran de origen animal pero también puedes encontrarlas de origen vegetal (agar-agar). De igual forma que la de sabores deberás prepararla siguiendo los pasos que indique el fabricante y una vez lista, repartirla en tantos vasos como colores quieras hacer.

Con el colorante de repostería tintamos cada VASOS COLORESvaso de un color y con ayuda de una jeringuilla rellenamos los moldes esféricos y otros platos para dar distintas formas.

Una vez todo listo, lo dejamos cuajar en la nevera y una vez preparadas las metimos un rato en el congelador para poder desmoldarlas sin romperlas. Cuando estén desmoldadas simplemente hace falta esperar un ratito a que se descongelen para poder ponerlas en un cubo o bandeja apta para comenzar el experimento.

EXPERIMENTANDO

¡Vale, ya está todo listo! Esto no tiene pinta de ser muy limpio así que antes de todo, buscamos la ropa más gastada que tiene la peque (todo lo gastada que puede estar la ropa de una peque de 14 meses… jejeje) y ahora sí… ¡a despertar los sentidos!

A continuación un pequeño reportaje de lo bien que se lo pasó ella con este ejercicio, algo que ya veíamos venir sabiendo lo que Noa disfruta siempre experimentando, marraneando y descubriendo texturas 🙂

Y a ti, ¿que te parece esta actividad sensorial? ¿Crees que a tu peque también puede gustarle?

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

DIY: Botellas sensoriales – 15 ideas

Jugar (trabajar) con botes sensoriales es una actividad muy enriquecedora para los peques de la casa ya que favorecen el desarrollo de sus sentidos, especialmente el oído y la vista gracias a la variedad de colores y materiales que suelen componerlos.

Otros factores que podemos incluir al tratar con botes sensoriales son el peso, la forma y el tamaño; si profundizamos un poco más, además, podemos fijarnos en las distintas densidades de los líquidos y objetos que hay en su interior.

Como ves, resulta un material tan sencillo como completo que además no necesita grandes gastos económicos y sin embargo su éxito entre los bebés está más que asegurado, por ello suele ser de los primeros recursos que se ofrecen a partir de los 6 meses de edad (es un dato aproximado).

Dada esta temprana edad, por seguridad se recomienda sellar los tapones con pegamento o silicona para evitar que puedan abrirse ya que muchas veces el contenido puede poner en riesgo su salud si llegaran a llevárselo a la boca (cosa muy probable en el caso de que consiguieran acceder, verdad?)

En mi caso he utilizado botellas de plástico nuevas por que buscaba unas formas concretas, pero es muy común también reutilizar botellas usadas así que te animo a reciclar y de paso ahorrarte unos eurillos, jeje.

Edito a petición popular para comentaros que podéis encontrar las botellas empleadas en este articulo aquí mismo: http://www.maminatura.com/es/materiales/202-botellas-de-plastico-vacias.html)

Esta manualidad es ideal también para que los hermanos mayores puedan participar en su creación y además admite tantas ideas como extensa sea vuestra creatividad. Yo sólo traigo 15 ejemplos que tal vez ayuden a poner en marcha el motor de vuestra inspiración 🙂

BOTONES DE COLORES

Simplemente son botones de distintas formas y colores. Una maraca muy divertida para Noa 😉

FullSizeRender_1

NÚMEROS Y COLORES

Este incluye agua, cuentas de plástico, formas de papel metalizado y unos cuantos dados. Ideal para quedarse un rato embelesado (a cualquier edad XD)

FullSizeRender_4

LETRAS FLOTANTES

Agua, unas cuentas en forma de cubo con letras y letras de madera (aprovechando, la personalizamos para la pulgui de la casa: NOA ;))

FullSizeRender_1

EL PATITO

Tan simple y tan llamativa… así es, un típico patito en el agua.

FullSizeRender_3

LA PLAYA

Aunque el tiempo ya no acompaña para tomar el sol, siempre se puede hacer una mini escapada a recoger unas conchas y arena de la playa. Seguro que el paisaje es por lo menos sorprendente en contraste con el habitual verano.

 En nuestro caso, es una botella muy especial ya que es arena que nos llevamos de Bali, en nuestra luna de miel.

FullSizeRender_2

EL ESPACIO

Agua, un poco de gomina, purpurina y alguna que otra estrella. Podría llamarse de cualquier modo, pero a mi me recuerda al espacio, imaginamos que tenemos un trocito de su inmensidad dentro de nuestra preciosa botella (otra que gusta a grandes y pequeños, jeje).

FullSizeRender_4

MARACAS DE LETRAS

Otra colorida maraca, esta vez con letras de madera de colores.

FullSizeRender

GOMAS FLOTANTES

Las típicas gomitas de pelo de colores sumergidas y flotando en aceite corporal. Un relajante baile de color.

FullSizeRender_1

DENSIDADES

Diferentes objetos de distintos materiales y densidades sumergidos mitad en agua mitad en aceite corporal. Estimulante resultado.

FullSizeRender_3

FONDO MARINO

Agua mezclada con un poco de enjuague bucal azul, un pulpo y una tortuga de plástico, unas conchas y una medusa casera habitan este fondo marino. De mis preferidas 🙂

FullSizeRender_1

ARENA ROJA

Simplemente arena decorativa roja. Una maraca de pasión.

FullSizeRender_3

ARENA FINA

Esta es igual que la anterior solo que mezclando dos colores y más fina. Un color, un peso y un sonido distintos.

FullSizeRender_1

AGUA DE COLOR

Las pongo juntas, porque no tienen ningún secreto y podrían ser de mil colores más. Simplemente es agua con colorantes de repostería.

ARROZ MULTICOLOR

Con los mismos colorantes de repostería coloreamos el arroz, lo dejamos secar y montamos una colorida y estimulante botella.

 FullSizeRender_4

Y así concluye un domingo de fructíferas manualidades, la peque encantada con sus nuevos botes y yo, que siempre he odiado los trabajos manuales… sorprendida ante las ganas y el entusiasmo que ahora me provocan estas actividades 🙂

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

DIY: Láminas decorativas, hazlo tu mism@ (Vol.2)

¿Recuerdas la entrada de las láminas decorativas? En ella explicaba el uso de las láminas y aportaba varias colecciones descargables para facilitarte el montaje de una pared o cuerda de la belleza con imágenes temáticas.

Si necesitas hacer memoria o no has tenido la ocasión de ver dicha entrada, te invito a que le eches un vistazo haciendo click aquí .

Tal cómo comenté, la idea es ir ampliando el repertorio de manera que cada vez tengamos un banco de imágenes más completo del que todos podamos sacar provecho, sobre todos nuestros peques 😉

No me extiendo mucho más porque éste artículo, cómo habrás deducido, es simplemente la continuación del anterior y añade 10 grupos temáticos adicionales.

Al seguir el link del título de cada grupo se descargará en tu ordenador una carpeta comprimida con todas las fotografías de ese pack en máxima calidad, para descomprimirlas necesitarás tener instalado WinRar o cualquier otro similar.

Sé que habrán mil ideas más pero a veces me falta la imaginación así que si os apetece que ampliemos entre todos, estaré encantada y agradecida de que comentéis y me deis vuestras ideas para ese probable y futuro volumen 3 de láminas decorativas 🙂

ANIMALES DE MANADA

 ÁRBOLES

ARTES

FASES DE LA LUNA

FELINOS

FLORES

HOGARES DEL MUNDO

LAS 4 ESTACIONES

LOS 4 ELEMENTOS

MUJERES DEL MUNDO

DIY: Fabricando una torre de aprendizaje

Si has estado informándote acerca de la educación viva y activa es muy probable que hayas leído sobre la famosa «torre de aprendizaje».

Cómo ya sabrás, este tipo de pedagogías tratan de facilitar la máxima independencia a los niños y niñas a la par que fomentan la interacción en cuanto a las tareas diarias. La intervención de los/as pequeños/as en tareas como limpiar o cocinar, entre otras muchas actividades posibles, les proporcionan experiencias sensoriales, practican la motricidad, se entretienen y les acerca al sentido de la responsabilidad. Además las actividades en familia siempre son un placer para los más peques de la casa.

La torre de aprendizaje es, como habrás deducido, simplemente una estructura que permite al niño/a desarrollar actividades a la misma altura que el resto de la familia de manera más independiente y segura.

Existen multitud de opciones en cuanto a la torre se refiere, tanto para fabricarla cómo para comprarla. En nuestro caso, hemos optado probar suerte y fabricarla a partir del famoso banco de IKEA «BEKVÄM».

A continuación podrás ver el paso a paso para construir vuestra propia torre de aprendizaje. Pido disculpas por adelantado por que hay pasos en los que no pude hacer fotos, ya que mientras el papi chulo trabajaba, la inquieta Noa investigaba y trajinaba con todo lo que veía a mano… así que una vez más tuvimos que activar el modo multitarea 😉

¡Que comience el bricolaje!

Necesitaremos:

  • Un banco BEKVÄN
  • 4 listones de forma cuadrada
  • 5 listones de planos
  • 14 tornillos
  • 1 metro
  •  Una caladora
  • Un taladro
  • Un destornillador (mejor si es eléctrico)
  • Un lápiz

Paso 1: Comenzamos a montar el banco

Paso 2: Lo montamos todo excepto la última parte

 

Paso 3: Preparamos los listones cuadrados

Para ello, medimos la altura de nuestra cocina. En nuestro caso son 86 cm, cómo el banco tiene ya 50 cm de alto, tendremos que cortar 4 listones de la diferencia, en nuestro caso 36 cm.

Paso 4: Ponemos los 4 tornillos esquineros

Con el tablero superior del banco del revés, ponemos uno de los listones en una de las esquinas y marcamos el medio de cada lateral.

De ese modo, podremos marcar en el tablero lo que corresponderá con el centro del listón. Haremos lo mismo con las 4 esquinas del tablero.

Una vez marcados los centros, taladramos cada esquina con una broca algo más pequeña que el tornillo que vamos a emplear.

Una vez hechos los agujeros, atornillamos los tornillos, que deben ser suficientemente largos para atravesar el tablero y parte del listón.

Paso 5: Atornillamos los listones de las esquinas

 

Paso 6: Preparamos los listones planos

Mediremos las distancias entre los listones esquineros para cortar los listones planos necesarios. En nuestro caso 2 en la parte frontal y 1 para cada lateral.

Paso 7: Atornillamos los listones planos

Paso 8: Unimos el banco y la nueva estructura

Paso 9: Montamos el listón trasero

Tras medir los cm de distancia, cortamos un último listón plano para la zona trasera de la torre y lo atornillamos en la estructura.

En nuestro caso hemos preferido ponerla algo más baja que el resto, dejando espacio para que la peque suba pero algo inferior para reducir posibilidad de caída.

 ** Si lo creéis necesario podéis lijar las piezas **

Paso 10: Nuestra torre está lista

 

Y la peque dispuesta a sacarle el máximo partido 🙂

IMG_7422 copiaIMG_7421 copia

Espero que éste paso a paso pueda servirte. Si hay algo que no he explicado suficientemente bien y necesitas alguna aclaración, no dudes en comentar 🙂

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Los mejores rincones de lectura

Leer es algo que a nuestros pequeños/as les sienta genial: Desarrollan la imaginación, la empatía y el lenguaje. Aprenden sobre el mundo que los rodea y mejoran su concentración. Por si todo ello fuera poco, leyendo además se relajan y entretienen.  Siendo así, es lógico que cualquier método de crianza y pedagogía tenga entre sus objetivos más importantes fomentar el hábito por la lectura.

Si queremos que nuestros/as niños/as se interesen por los libros para empezar, cómo siempre y con todo, debemos predicar con el ejemplo.  Tengamos en cuenta también que lo que buscamos es que disfruten leyendo y por tanto conviertan la actividad en algo periódico y agradable, de manera que no parece una buena idea obligarles a leer en un momento determinado o un libro en concreto si no les apetece (error que se comete a menudo en las escuelas tradicionales según mi humilde opinión).

Una buena idea para fomentar éste hábito en los niños/as es crearles su propio rincón de lectura en casa. Un lugar cómodo, agradable y que llame la atención. Un sitio especial que los atraiga, en el que tengan ganas de estar y donde poder escoger entre sus libros y cuentos para pasar ratos de diversión y relajación al mismo tiempo.

Para crear ese espacio hay que tener en cuenta sus gustos y adaptarlo también según la edad: Desde atractivos escondites a decorados de diseño. Desde alfombras y cojines a cómodos columpios. Dispongas de un gran o un pequeño espacio para esta finalidad, tienes infinitas y vistosas posibilidades que harán de la lectura algo aún más mágico y especial para tu hijo/a.

Y para demostrarlo, a continuación he seleccionado 40 de las bibliotecas infantiles más originales que deambulan por la red. De todos los tamaños, para todos los gustos y colores…

Si además buscas libros con los que completar tu fantástica biblioteca infantil, no te pierdas este listado 🙂

¡Que comience la inspiración!

DIY: Láminas decorativas, hazlo tu mism@

Por poco que hayas investigado acerca de métodos de pedagogía alternativa cómo son Montessori y Waldorf entre otros, sabrás que aún siendo métodos distintos coinciden en varios puntos. Puntos fuertes, de gran importancia para ambos, cómo es la creación de un entorno seguro que fomente la independencia y el movimiento libre del pequeño/a.

Coinciden también en la importancia que se le otorga a la belleza del entorno en el que el niño juega, experimenta, se desarrolla y es que los materiales, los colores, el mobiliario y la decoración deben transmitir calma y bienestar.

En cuanto a la decoración, suele ser recurrente la utilización de láminas decorativas. Las formas más habituales en que éstas aparecen son mediante cuadros, colgadas de una cuerda o directamente en la pared, no obstante la imaginación es nuestra mejor aliada y seguro hay muchísimas otras bonitas y originales maneras de utilizarlas.

Es la típica decoración DIY (hazlo tu mismo) que nos permite dar rienda suelta a nuestra creatividad y tener bonitos resultados de forma económica. Basándonos en la pedagogía montessori, por ejemplo, deberemos tener en cuenta que:

  • Deberán ponerse a la altura del niño/a
  • En la medida de lo posible deben ser imágenes reales
  • Es interesante que formen grupos temáticos
  • Para despertar el interés del pequeño/a se recomienda ir renovando las imágenes cada cierto tiempo.

Si tienes acceso a internet y una impresora (o copistería cerca de casa) te será muy fácil prepararlas. Sólo debes decidir el tema sobre el que te gustaría imprimir las láminas y hacer una búsqueda en google imágenes (debes saber que existen herramientas de filtrado que pueden serte útiles, por ejemplo, para buscar fotografías con una calidad mínima que te permita una buena impresión).

Entre las millones de imágenes y de temáticas posibles, tal vez la única excusa que tenemos para no llevar a cabo ésta tarea es el tiempo del que disponemos. Si ese es el motivo que te frenaba has llegado al post adecuado, por qué el objetivo es poner a tu disposición ideas y grupos de imágenes para que solamente tengas que descargar e imprimir el o los grupos temáticos que prefieras.

Cada pack constará, salvo excepciones, de 5 imágenes y tratará de cumplir los requisitos arriba mencionados, al seguir el link del título de cada grupo se descargará en tu ordenador una carpeta comprimida con todas las fotografías de ese pack en máxima calidad, para descomprimirlas necesitarás tener instalado WinRar o cualquier otro similar.

El primer pack es especial por qué no son imágenes reales ya que la temática es “DE PIXAR”. Éstas son cosecha propia, podríamos decir que son la LIMITED EDITION de ésta colección que espero ir ampliando (puedes ver aquí el volumen 2 con más grupos temáticos) con el tiempo y que deseo te resulte de interés y utilidad 🙂

PIXAR

ANIMALES DE ÁFRICA

ANIMALES DE AMÉRICA

ANIMALES DE ASIA

ANIMALES DE EUROPA

ANIMALES DE OCEANÍA

EMOCIONES

MEDIOS DE TRANSPORTE ACUÁTICOS

MEDIOS DE TRANSPORTE TERRESTRES 

MEDIOS DE TRANSPORTE AÉREOS

MUNDO MARINO

PINTURAS FAMOSAS

SIETE MARAVILLAS NATURALES

SIETE MARAVILLAS DEL MUNDO MODERNO

 

Puedes ver más ideas en el inspirador blog de “pequefelicidad”: http://www.pequefelicidad.com/search?q=cuerda+de+la+belleza. Ella con gran acierto emplea las laminas en lo que llama “la cuerda de la belleza” y seguro que su espacio te resulta tan interesante como me pareció a mi cuando la descubrí 😉