BLW friendly: Pan casero

Llevo meses queriendo hacer pan casero pero el tiempo escasea y entre unas cosas y otras nunca encuentro el momento… pues resulta que los Reyes Magos, que piensan en todo, me han traído un robot procesador de alimentos así que no he visto mejor forma de estrenar regalo y año que con un sencillo, rico y esponjoso pan hecho en casa.

De este modo, estamos seguros de lo que comemos y de los ingredientes concretos que lleva nuestro pan del día (ya que muchas veces los supermercados o panaderías venden pan con más procesado e ingredientes de lo que nos gustaría) y además podemos reducir o incluso eliminar la sal según creamos necesario.

Esta vez he preferido hacer pan blanco, pero como sabrás hay muchas variantes e ingredientes que puedes añadir para hacer un pan completamente al gusto familiar como por ejemplo distintos tipos de semillas u olivas.

Como decía, yo he utilizado una máquina para amasar, pero se puede hacer perfectamente a mano de igual manera. Sea como sea, hacer nuestro pan es algo muy satisfactorio además de irresistiblemente rico 🙂

Así es como lo hemos hecho:

Ingredientes

  • 600 gramos de harina (preferiblemente harina de fuerza)
  • 350 ml de agua tibia
  • 30 gramos de levadura fresca de panadería
  • 10 gramos de sal (Evitarla para los menores de un año y moderarla para el resto)
  •  Aceite de oliva

Paso 1: Preparamos los ingredientes

IMG_7634 copia

Paso 2: Mezclamos y amasamos

En un bol añadimos la harina e incorporamos el agua templada. Removemos poco a poco para ir integrando y añadimos la levadura y la sal (recuerda evitarla si el pan es para un menor de un año). 

Amasamos (ya sea a mano o a máquina) durante 8-10 minutos hasta obtener una masa homogénea y sin grumos.

Paso 3: Dejamos reposar

 

Hacemos una bola con la masa y la tapamos con un trapo seco y limpio. Dejamos reposar hasta que el efecto de la levadura haga doblar su tamaño.

Paso 4: Damos forma al pan

En una superficie con enharinada damos la forma definitiva a nuestro pan.

Untamos con mantequilla o spray antiadherente una bandeja apta para horno, añadimos un poco de harina e incorporamos la masa.

Con un cuchillo bien afilado realizamos unos cortes en la masa que facilitarán su cocción. Tapamos nuevamente con el trapo y dejamos reposar otra media hora aproximadamente.

Paso 5: Horneamos

Mientras precalentamos el horno a 220º, untamos la superficie del pan con un poco de aceite de oliva para conseguir una corteza dorada y crujiente. Puedes hacerlo también con agua si lo prefieres.

Horneamos durante 40-45 minutos.

Paso 6: ¡A disfrutar!

 

¿Te apetece? Si te animas a hacer esta receta, te invito a que me mandes los resultados, versiones y experiencia de los peques.

Recuerda que, coma cuanto coma tu peque hoy (mucho, poco o nada), la hora de la comida debe ser un momento agradable en familia, confía en su autoregulación y disfruta de esta etapa de exploración y aprendizaje que le aporta mucho más que nutrición 🙂 

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *