Madres de día: más que niñeras, más que docentes

Ya han pasado 4 meses desde que nació mi bebé… ¿¿YA?? Pero si todavía es muy pequeño/a… No me siento preparado/a para retomar mi carrera profesional, es tan pronto… ¿Estoy loco/a si pienso en renunciar al trabajo y dedicarme a lo que más quiero en este momento? Oh! Pero no es una opción, no puedo dejar de trabajar, no podríamos hacer frente a tantos gastos! Entonces… ¿Ahora qué?

Esto sólo es un posible diálogo interior de una mamá o papá cualquiera al que se le está a punto de extinguir el permiso de maternidad / paternidad. El caso es que sea por motivos económicos, por decisiones personales o por simples presiones sociales muchos padres y madres hoy en día no pueden hacerse cargo las 24h de sus hijos/as y se encuentran con el gran dilema: ¿Cuál es la mejor solución?

Existen opciones variadas y para todos los gustos, todas válidas de igual manera: Que algún familiar se haga cargo mientras estamos fuera, contratar a un/a canguro o llevarlo/a a la guardería son las alternativas que más suelen sonar. Sin embargo, de unos años a esta parte se empieza a hacer hueco en nuestro país una nueva figura que amplía el abanico de posibilidades y parece aportar aire fresco y renovado a algunos padres que la escogen cómo mejor alternativa para sus hijos/as: La madre de día.

Antes de continuar, dejemos claro que “madre de día” es un nombre genérico, que también existen “padres de día” (aunque en minoría) y que en ningún caso éstos tratan de sustituir lo que un padre o una madre es para sus hijos, si no que de alguna forma tratan de expandir lo que es el hogar, la atención, el cariño y la comprensión para esos pequeños durante la ausencia de sus padres.

Hablaremos a continuación de “madre de día” cómo figura de cuidado infantil sin que esto denote distinción entre hombres y mujeres que se dediquen a esta profesión.

¿Qué es una madre de día?niñera-n-p

Son personas que se ponen a disposición de padres y madres que no pueden hacerse cargo de sus hijos/as durante unas horas al día. La principal diferencia entre ellas y un/a canguro tradicional, es que este/a último/a puede o no tener estudios sobre educación infantil mientras que las madres de día son siempre profesionales en algún aspecto de la pedagogía. Además éstas suelen estar enfocadas a métodos de enseñanza alternativos cómo waldorf o montessori.

¿Y por qué no una guardería o escuela infantil?

Es común pensar que las guarderías o escuelas infantiles ayudan a los niños/as a ser más sociables. Que es algo positivo para su desarrollo y en efecto puede serlo, aunque no tiene por qué. La idea que fomentan las madres de día es que los niños de 0 a 3 años no necesitan socializarse con otros niños. Además, los ratios de niños/as por docente permitidos por el gobierno suelen ser demasiado elevados y aunque garantizan el cuidado de los pequeños, tal vez quedan desatendidos otros temas igual de importantes. El amor, el contacto físico y la atención individualizada son por el contrario, necesidades fundamentales en los primeros años de vida. Es lo conocemos cómo crianza con apego y esto es lo que diferencia a las madres de día. Ofrecen un tiempo y ritmo flexible para los pequeños cuya principal actividad se centra en el juego y la experimentación mientras la figura adulta no aspira a un proceso educativo si no a un acompañamiento, no buscan interferir en el desarrollo del niño/a si no favorecerlo mediante la atención, la presencia, la observación y el apoyo.

¿Tienen alguna normativa aplicable?

A pesar de que ésta figura es muy común y reconocida por el gobierno en diversos países, éstas profesionales de nuestro país se encuentran en su mayoría en una situación de alegalidad y luchan por hacerse el hueco que merecen y así poder optar a subvenciones, formaciones y supervisiones de la propia administración.

Mientras los gobiernos regularizan ésta situación, las madres de día se han visto en la obligación de marcar una “normativa interna” que todas deben cumplir con el fin de ofrecer la calidad que exige el puesto:

  • Cuidan de máximo 4 niños de hasta 3 años
  • Durante un máximo de 8 horas
  • Ofrecen un hogar de ambiente familiar y adaptado a las necesidades de los pequeños
  • Tienen una formación específica en educación infantil
  • Cuentan con un seguro de responsabilidad civil
  • Son trabajadoras por cuenta propia
  • Disponen de todos los medios necesarios en cuanto a seguridad infantil

Además de lo anterior, como ideal, el domicilio que ofrecerán deberá contar con luz natural y algún espacio abierto dentro o cerca del lugar donde los niños puedan estar en contacto con la naturaleza.

¿Dónde conseguir más información?

Si quieres ampliar la información o has decidido contratar a una madre de día para tu/s hijo/s, estos links pueden ser de tu interés:

General: www.redmadresdedia.com

Madrid, Toledo, Vigo, Santander y Guadalajara: www.madresdedia.org

Sevilla: madresdediadesevilla.blogspot.com

Barcelona: www.crezcojugando.comwww.sadapi.netwww.fias.catwww.madresdediabarcelona.blogspot.es

Navarra: www.casasamigas.org

Tenerife: http://grupodejuegozoe.blogspot.com.es/

Aragón: www.casascanguro.org

Valencia: http://asociacionmadresdediacv.blogspot.com.es/

5 respuestas a «Madres de día: más que niñeras, más que docentes»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *