DIY – Dibujando con sal y tizas

Las manualidades a menudo son una buena forma de pasar el tiempo en familia y los peques, a prácticamente cualquier edad, suelen estar dispuestos y entusiasmados por participar. Es cierto, sin embargo, que depende del período sensible en que se encuentren podremos orientar la actividad de un modo u otro.

No es lo mismo que el artista tenga 5 añitos, edad en la que ya domina bastante y puede dar rienda suelta a su imaginación, a que tenga apenas 2 años, en cuyo caso probablemente encontrará nuevos retos en cada paso del proceso y se centre más en investigar y experimentar que en la manualidad propiamente dicha. En cualquier caso, la actividad siempre aportará nuevas experiencias y eso siempre es positivo 🙂

En nuestro caso, la peque cumple 2 años en unos días así que más que en el dibujo, nos hemos centrado en cada fase para tratar de aprovechar el ejercicio y trabajar la motricidad fina e introducir de paso algunas formas y colores.

En casa hemos hecho 4 colores básicos, coincidiendo con las tonalidades de unos divertidos especieros que encontré por casualidad y a los que, teniendo ya esta manualidad en mente, no me pude resistir 😛

Claro está que a partir de esos colores básicos pueden formarse nuevos tonos, una excusa ideal para trabajar las mezclas con los peques más avanzados.

Nosotras preparamos los colores y dibujamos en días distintos, porque su capacidad de concentración todavía no da para tanto, y mi paciencia para limpiar después de cada actividad también es algo que está madurando poco a poco XD Así que como te digo, lo hicimos por partes.

Parte 1: Preparando la actividad

Necesitaremos

  • Tizas de colores
  • Cola blanca
  • Sal

Lo primero es rayar las tizas de colores, por separado

 

A cada color le añadimos un poco de sal

Y mezclamos hasta obtener un color homogéneo

Pasamos cada color a un recipiente (especiero en nuestro caso)

Ya tenemos los colores preparados

Bonus track sensorial: «Dibujos» en la mesa antes de recoger XD

Parte 2: Dibujando

El procedimiento seguro que lo conoces ya 🙂 Se trata de pintar con cola blanca en la cartulina y luego espolvorear la sal de colores por encima. Finalmente se le da la vuelta al dibujo para eliminar el exceso y así quedará pintada en relieve la forma o dibujo que hayamos hecho.

En mi optimismo, dibujé un circulo y un cuadrado con el fin de introducir el nombre de esas formas e intentar que pintara dentro de un límite más o menos grande para trabajar la coordinación y la atención, aunque como ves, finalmente parecen estar en el dibujo por mera casualidad XD

Estoy segura de que hay infinitas posibilidades para que los pequeños maestros hagan grandes obras de arte con esta técnica… así que por favor, no juzgues esta actividad por mis super básicos ejemplos porque ya he dicho alguna vez que dibujar no es lo mío, para nada XD

¡Si te ha gustado, compártelo! 

Y si no quieres perderte nada, síguenos en Instagram y Facebook

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *