BLW friendly: Pollo a la crema de puerro y arroz

No cabe duda: el pollo es uno de nuestros grandes aliados en casa y una vez más está presente en nuestra mesa.

Esta vez acompañado de una deliciosa crema de puerros que puedes hacer con nata de cocinar tradicional o con vetegal (de avena o almendras) según si tu bebé ya come lácteos o si toda la familia prefiere ahorrarse unas calorías, que quitando de un sitio y un poco del otro, todo va sumando 😉

Para completar la receta lo hemos acompañado de arroz, en este caso nos hemos aventurado con un mix de varios tipos para ir descubriendo nuevos sabores y texturas. Hay un montón de arroces entre los que escoger así que te animo a qué escojas tu preferido para redondear esta sana y rica receta.

Ingredientes (2 raciones)

  • 200 gramos de arroz
  • 2 pechugas de pollo
  • 1 puerro
  • 300 ml de nata para cocinar (o «nata» vegetal)
  • Aceite de oliva
  • Sal (Evitarla para los menores de un año y moderarla para el resto)
  • Pimienta
  • Hiervas provenzales

Paso 1: Cocemos el arroz y reservamos

Paso 2: Cortamos el puerro

Paso 3: Preparamos la crema

Ponemos una sartén con aceite a fuego medio. Echamos el puerro, removemos de tanto en tanto y cuando esté cocinado añadimos la nata. Salpimentamos al gusto (evitar la sal si algún menor de un año va a comer) y cocinamos durante unos 5 minutos. 

Paso 4: Batimos la crema

Pasamos la salsa a un recipiente apto para la batidora y batimos. Si aún así quedan hebras o trozos de puerro podemos pasar la crema por un colador y así dejarla bien fina.

Paso 5: Cocinamos el pollo

Troceamos las pechugas en dados, agregamos hiervas provenzales y salpimentamos al gusto (evitar la sal si algún menor de un año va a comer)

Lo cocinamos en una sartén con aceite a fuego medio-alto para que quede doradito.

Paso 6: Servimos

FullSizeRender (7)

¿Te apetece? Si te animas a hacer esta receta, te invito a que me mandes los resultados, versiones y experiencia de los peques con este plato.

Recuerda que, coma cuanto coma tu peque hoy (mucho, poco o nada), la hora de la comida debe ser un momento agradable en familia, confía en su autoregulación y disfruta de esta etapa de exploración y aprendizaje que le aporta mucho más que nutrición 🙂

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *